Nouvelle cuisine grado 0




Yo no soy nada cocinitas. En algún momento de la evolución se perdieron los genes al respecto que me correspondían. Porque mira que la dietista amateur (mi santa madre) es una chef que si  se ponen a darle estrellas michelin no tienen bastantes con todas las del pavimento ese del Hollywood. Pero nada, que esperar a que aquello se cueza me crea una ansiedad terribilis y mira que me gustaría, lo confieso, me encantaría!!! porque me gusta comer, soy un poco petarda y no como de todo pero de lo que como soy una piraña. Ay es que la fabada me pirra!!



Tengo muchas manías. Como poca carne (y cada vez que veo una foto de una vaca me entra un remordimiento de conciencia del copón de la baraja) y la que como no tiene que tener ni una mínima y remota fibra blanca porque entro en modo arcada en menos que canta un gallo. Cuando vamos de vacas sobrevivo de ensaladas y pasteles. No menciones los callos en mi presencia. El otro día fuimos a comer fuera y el paisano de la cocina se empeñó en explicarnos cómo se hacían......me puse verde.


Tampoco soy compatible con el telediario mientras como. Cualquier noticia remotamente perturbadora me provoca una sensación inmediata de cierre estomacal. Que no digo yo que esté mal para cuando hay que hacer dieta pero así como en general como que no.

De modo que he decidido hacer una aproximación gradual a la cocina como concepto vital a través de la sensibilidad emocional del cigoto, ay perdón, del cíngulo con reminiscencias del lóbulo parietal. Vamos, que voy a ver si me entra el tema por los ojos y me motivo. Madre mia!! cuántos sacrificios tiene que hacer una en pos de la superviviencia en si misma.

Lo primero va a ser documentarse...un buen libro de cocina



Después poner una buena actitud, interesada, alegre, activa

Practicar la paciencia para esperar la cocción sin tirarme de los pelos. Ejercicios en plan dar cera pulir cera.


Visualizar un escenario para la degustación de manjares


Ponerle corazón

Y lanzarse al tema......

Ay ay ay que a Paul me lo comía yo crudito, para esto no me hacían falta las nociones de cocina



Ñam ñam

Y por Jeff Bridges de jovenzuelo( y de no tan jovenzuelo) soy capaz de volverme crudivora devoradora de lápices...


Uy el Brando uy el Brando antes de mutar en botijo...




Nada, pasando, lo mio debe de ser deficit de atención  que empiezo con una fabada y mira dónde acabo. Si es que ya lo decía mi güela....la cabra tira al monte.

Se acabó, paso al postre directamente


Os dejo que me están llamando..............voyyyyyyyyyyyyyyyy Paulllllllllll



Love and kisses,

Fani

Comentarios

  1. Creo que todas hemos perdido parte de esos genes culinarios, seguramente porque hemos tenido otras prioridades, lo que sería una autentica pena es que se perdieran también los genes del otro apetito, ese que nos pide comernos al Paul enterito, enterito (ay! que morritos tenía ese hombre! y que ojos! y que..ay!). Besos. Inma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trankila q d los otros genes vamos sobradas.

      Bss

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Pues yo con los años como de todo, no comía cocidos y ahora me vuelven loca y como pescao y carne y de todo. Más me valía cerrar un poco el pico pero no hay manera y encima mi marido me anima con lo cual todo pa lante. Creo que perdí un poco el norte y esos hombres tan guapos ahora me pegan un meneo y entro por urgencias y encima dando que hablar jaja! Un besazo, eres un cielo y me encanta leerte.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria: yo con los años tambien como de todo, jajajaj

      Eliminar
    2. voy por partes como diria Jack el Destripador:

      María, con tu cuerpazo hija de mi life, puedes comer lo que te venga en gana, que lo luces. Home home no te pongas dramática con lo de que te llevan por urgencias jajaja

      Inma............ese comentario me suena de un picarón.......jajaja Ay yes tremenda!! o como decimos por aki, yes mundial!!

      Eliminar
    3. Es que me lo ha puesto facil, facil, jajajaja

      Eliminar
  3. Oh,Paul,Paul!
    Adonis entre los adonises!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hala! Me encanta cómo empiezas hablando de cocina y terminas con esas fotazas, jajaja. Yo de pequeña era muy mala para comer y ahora me gusta de casi todo y hasta me gusta cocinar. Pero no te martirices porque hoy en día, no hace falta cocinar bien para comer bien (aunque cuesta más dinero, eso sí).
    Por cierto, a mí me pasa igual con el telediario. Me repatea que lo pongan en mi casa, me voy a comer a la cocina cuando lo hacen.
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si alguien sabe recetas facilonas y eficaces ya está cantando , yo sé dos y claro con semejante longitud de sapiencia enseguida se me terminan.
      Chica qué cruz lo del telediario!! o las series gochonas como mentes criminales arghhhhhh

      Eliminar
  5. ¡Como me pone ver a Cary Grant moviendose con ese delantal!
    PD.Solo le hago ascos a las visceras y AL ARROZ CON LECHE!!!!

    ResponderEliminar
  6. Para tí las manos en la masa no tienen el mismo sentido que para los cocinitas, pero chica cada uno tiene sus especialidades! Y tú nos haces reir un montón, así que deja las cazuelas para los demás!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaaja, pero qué gracia me ha hecho tu comentario!! jajaja eres buenisima

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares